Tras ataque de EU, Reino Unido y Francia a Siria, ONU pide contención
Reconoció el fracaso de no llegar a un acuerdo para crear un mecanismo que sea efectivo a la hora de determinar la responsabilidad del uso de armas químicas en Siria.. ma

abr
14
sábado
10:37 hrs.-

Poco después de los bombardeos, el Secretario General de la ONU, António Guterres, ha recordado que en materia de paz y seguridad la comunidad internacional debe actuar de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y ha solicitado al Consejo de Seguridad que se una para ejercer su principal responsabilidad de mantener la paz y la seguridad mundial. Guterres hizo esas consideraciones en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad convocada este sábado para examinar la situación en Oriente Medio tras el bombardeo lanzado anoche por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia contra determinados objetivos militares en Siria, que siguen al reciente ataque presuntamente perpetrado con armas químicas en la ciudad siria de Duma.

Además, instó de nuevo, como ya hizo en un comunicado publicado la noche del viernes, a los Estados miembros de las Naciones Unidas a “mostrar contención en estas peligrosas circunstancias y evitar actos que puedan escalar la situación y empeorar el sufrimiento del pueblo sirio”, y urgió a evitar que la situación continué creciendo en una espiral “hasta perderse el control”.

Condena de las armas químicas

Guterres declaró que “el uso de armas químicas es abominable” y señaló que “el sufrimiento que causan es horrible”.

Recordó que ha mostrado al Consejo de Seguridad de forma repetida su decepción por el fracaso de este en llegar a un acuerdo para crear un mecanismo que sea efectivo a la hora de determinar la responsabilidad del uso de armas químicas en Siria.

“Insto al Consejo de Seguridad a que asuma sus responsabilidades y llene este vacío. Continuaré trabajando con los Estados miembros para ayudar a conseguir este objetivo”, afirmó.

Como ya asegurara ayer, el titular de la ONU considera que el no determinar la responsabilidad de los ataques con armas químicas “envalentona” a aquellos que las usan con la certeza de la impunidad.